lunes, 21 de febrero de 2011

El Foro por la CTI en los medios

Artículos periodísticos y entrevistas en programas de televisión a partir del Manifiesto por la CTI


Entrevista a Fernando Villarán en "Rumbo Económico" Canal N

El efecto cachetada y la innovación

Augusto Townsend K. (Editor del Suplemento "Día 1" de El Comercio)

Lunes 21 de Febrero del 2011

El ‘momento Sputnik’ pasó a la historia como el instante en el cual EE.UU. advirtió que, en plena Guerra Fría, la Unión Soviética le había arrebatado la delantera al poner en órbita el primer satélite. Desde aquel entonces, dicha expresión se utiliza como una invocación para reflexionar y recapacitar cada vez que uno cae en el conformismo. Barack Obama se valió de ella en su último mensaje a la nación para reencaminar a su país en la ruta de la innovación, en un escenario en el cual potencias emergentes como China vienen apostando fuertemente por esa línea.

En el Perú sería iluso esperar una versión criolla del ‘momento Sputnik’ para recién empezar a hacer algo en materia de innovación. Sencillamente no hay tiempo que perder. No hace falta que nos caiga una cachetada repentina para darnos cuenta de que nuestro propio desinterés por la investigación y el desarrollo (I&D) le pone un ancla pesadísima a nuestras aspiraciones de llegar al Primer Mundo.

Afortunadamente, empiezan a vislumbrarse indicios de que esto podría estar cambiando. La semana pasada se difundió en varios medios un “Manifiesto por la Ciencia, la Tecnología y la Innovación” y me llenó de entusiasmo verlo firmado no solo por universidades e investigadores, sino por entidades públicas y gremios empresariales. También se confirmó que la CADE de este año, presidida por nuestro columnista Carlos Heeren, tendrá como tema central la innovación.

Y en la línea de ir asumiendo cada quien sus responsabilidades, Día_1, Mi Empresa y la sección de Economía & Negocios de El Comercio se abocarán todo este año a difundir la importancia de apostar por la innovación. Cuéntennos sus experiencias de éxito a través de la innovación. Sugiérannos cómo engarzar mejor el trabajo de las universidades con el de las empresas. Explíquennos cómo convertir la creatividad del peruano en la principal garantía de su riqueza a futuro.


El Comercio, Miércoles 23 de Febrero del 2011

PARA INSERTAR EL TEMA EN LA CAMPAÑA ELECTORAL

Foro busca compromiso de candidatos con desarrollo de la ciencia y tecnología

Expertos señalan que es algo muy importante para el desarrollo del país

Bruno Ortiz Bisso

La semana pasada, llamó la atención de muchos un aviso a toda página, publicado en distintos diarios de la capital. Su título era “Manifiesto por la ciencia, la tecnología y la innovación (CTI)” y estaba firmado por el Foro para la CTI, agrupación formada por casi 40 científicos, investigadores, académicos, empresarios y profesionales comprometidos con estos temas. En el documento exigían a los candidatos presidenciales convertir en prioridad estos temas para que el crecimiento del país sea, de una vez por todas, sostenible.

El Comercio conversó con Fabiola León-Velarde, Benjamín Marticorena y Eduardo Ísmodes, a fin de conocer más de cerca cuáles fueron las motivaciones para la creación de este foro y cuáles son los objetivos que planean alcanzar.

¿Cómo nace la idea de formar el Foro CTI?

BM: En primer lugar, por la coyuntura política. Es un momento en que los que tomarán las decisiones políticas de los próximos años están más dispuestos a escuchar. Además, hay una conciencia social y pública de que el desarrollo peruano no es sostenible en la forma en que lo vemos correr, a menos que se ponga énfasis en investigación, desarrollo, ciencia, tecnología e innovación.

EI: El año pasado, Fernando Villarán preparó el libro “Emergencia en la ciencia, tecnología e innovación”. La Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) le ayudó al darle condiciones para el trabajo y tuvo la inteligencia de convocar a grandes grupos de personas para que opinaran sobre los avances del trabajo. En una de esas reuniones, fue Roger Guerra García, si no me equivoco, quien planteó armar un foro, como el que existe para la educación. La idea tomó forma y hoy es una realidad. Cuando la OEI vio cómo nos articulamos, tomó un mayor compromiso y así acabó saliendo el manifiesto. Este es un movimiento civil que puede crecer de una manera muy interesante, que no debe contaminarse orientándose hacia un movimiento político. Debe funcionar como un ‘think tank’.

¿Cómo lograr que los candidatos realmente se interesen por el tema?

FLV: Hemos detectado que es un momento interesante porque ya se habla del tema, pero aún no se hace nada. Parte del esfuerzo del foro es que el tema de CTI esté en debate permanente y parte de la motivación se logrará dando pruebas objetivas de lo ocurrido en otros países que han apostado por la ciencia y la tecnología. Creemos que es el momento adecuado para que los políticos empiecen a hablar de este tema, aunque lamentablemente está ausente en los planes de gobierno. Al interior del foro hemos revisado todos los planes y la CTI no ocupa lugar alguno. Este tema tan importante no está en agenda, pero sí en el pensamiento y la palabra.

¿Cómo se puede vender a los políticos que el tema de CTI se debe convertir en una política de Estado?

BM: El Programa de Ciencia y Tecnología (Fincyt) ha sido evaluado y una de sus conclusiones más interesantes fue la que hace un par de meses presentaron sus evaluadores ante el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Se trataba de una sola imagen que mostraba lo que había pasado comparativamente en Chile, Argentina, Brasil y Perú con los proyectos de programas similares. En el caso del Perú, el retorno por cada dólar invertido en cada proyecto era de US$6,5. En Chile, que hasta antes había sido el más exitoso, era de US$ 4 de retorno. Eso iluminó la cabeza de la gente del MEF y por ello hay una nueva actitud.

EI: Se piensa que la CTI no da retorno de manera rápida por falta de imaginación. A mí me sorprendió la entrevista que le hizo El Comercio al presidente de Chile, Sebastián Piñera. Allí le preguntan “¿Qué es lo más importante que hará en su país?” y en lugar de hablar de construcción de carreteras o colegios, dice: “Lo más importante es educación, ciencia y tecnología, e innovación y emprendimiento”. Esos eran sus tres pilares en los que basaba su política. Necesitamos no un ministerio de ciencia y tecnología, sino un presidente comprometido con esos temas. Eso le puede dar mucho rédito a una autoridad, en el país o en la región. Por eso es que nos interesa que este foro se replique en el medio regional; que haya gente involucrada con estos temas y que plantee cosas para su región ante sus autoridades.

FLV: Otro aspecto es que el país está creciendo, pero el dinero que llega a las regiones se utiliza mal. Nuestra propuesta como foro es que se incremente el porcentaje del PBI en ciencia, tecnología e innovación en los próximos años al 1%, pero también nos preocupa que se use bien el dinero, articulando lo que ya tenemos. El canon que llega a las universidades para investigación suma más de S/.1.100 millones que están allí porque no hay capacidad de gasto. El foro pretende promover políticas de hacia donde debemos ir, pero para comenzar hay algunos objetivos que se pueden alcanzar, usando mejor el dinero que ya se tiene.

¿Qué otras actividades tienen planificadas?

FLV: El consejo ejecutivo del foro está en sesiones permanentes para determinar las estrategias. Estamos viendo qué pasos dar, aunque muy importante sería la realización de un debate. Pero más que debate, demandar un compromiso de los candidatos hacia la ciencia y tecnología. También queremos motivar a la juventud.

No hay primer mundo sin ciencia y tecnología

Mirko Lauer, La República Mié. 02/03/2011

Invertir un dólar y recibir a cambio, sin chanchullos, US$6.5 no es fácil. Pero un reciente estudio, que ha evaluado el Programa de Ciencia y Tecnología realizado en el Perú gracias a un crédito del BID, muestra que ello es posible cuando se invierte articulando ciencia, tecnología e innovación (CTI).

No es fortuito, pues, que presidentes como Barack Obama, Sebastián Piñera y, antes que ellos, Luiz Inacio Lula, hayan apostado por la inversión en educación y, particularmente, en CTI para enfrentar los retos del siglo XXI.

Pero hasta ahora la sociedad peruana y el Estado le han prestado poca atención, si alguna, a la inversión en CTI. De hecho en este rubro figuramos a la cola de los países emergentes. La inversión en investigación y desarrollo, como porcentaje del PBI, llega en Israel a 4.7%, en Corea del Sur y Finlandia a 3.5%, en Brasil a 1.1%, en Chile a 0.7%, en Argentina a 0.5%, mientras que en el Perú estamos en el 0.1%.

Frente a esta situación, y considerando el silencio casi unánime de los planes de gobierno de los candidatos a la presidencia a este respecto, un selecto grupo de investigadores, científicos, ingenieros y empresarios ha decidido tomar la palabra.

Lo ha hecho, primero, constituyendo el Foro por la CTI y, segundo, publicando el “Manifiesto por la ciencia, la tecnología y la innovación”, aparecido hace poco en este y otros diarios del país. Adhieren al manifiesto importantes universidades, institutos de investigación y academias de ciencia y tecnología, además de gremios empresariales y organismos internacionales.

Los “manifestantes” consideran que el buen momento por el que atraviesa el país no se convertirá en desarrollo sustentable si no hay una apuesta clara y decidida por la CTI. Para ello proponen llegar al 2021 con, al menos, una inversión del 1% del PBI.

Mas no basta fijar una cifra. Los miembros del Foro están decididos a comprometer al sector político y a apoyarlo en la elaboración y puesta en práctica de políticas de inversión en ciencia, tecnología e innovación. Para ello convocarán a los candidatos para que expongan sus planes al respecto, y se han propuesto identificar las prioridades nacionales y regionales de inversión en CTI.

Solo así, piensan los manifestantes, será posible que la bonanza actual vaya más allá de la “prosperidad falaz” –palabras de Jorge Basadre para referirse al guano– y ponga las bases de un desarrollo sostenible y beneficioso para todos los peruanos.

http://www.larepublica.pe/02-03-2011/no-hay-primer-mundo-sin-ciencia-y-tecnologia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada